TEMPLO DEL FLAMENCO

LEBRIJA Y EL FLAMENCO

 

El Flamenco hace un recorrido cultural y turístico por los lugares de Lebrija en los que se puede aprender del arte. Son enclaves mágicos en los que se siente el flamenco por distintos motivos históricos, arquitectónicos o culturales, sitios fascinantes en los que las vivencias de las familias gitanas de Lebrija han dejado su huella cultural más preciada.

El Castillo de Lebrija, es un lugar fundamental para situarse en el territorio flamenco; la plaza del Hospitalillo y otros rincones de la ciudad, han sido protagonistas de ambientes flamencos, alguna sorpresa o misterio guardado en la biografía de nuestros artistas flamencos más reconocidos, la Peña Flamenca o la Casa de la Cultura, como instituciones culturales; bares, tascas o casas de vecinos donde todavía se respira el ambiente flamenco que puede surgir de manera improvisada como seña de identidad de la Lebrija flamenca.

NUESTROS ORÍGENES

Y COMPROMISO

CON EL FLAMENCO

Lebrija es una ciudad flamenca situada a medio camino entre Sevilla y Cádiz. Una zona mágica donde se ubican los pueblos más flamencos en la Baja Andalucía.

Los cantaores de Lebrija han sabido conservar en sus momentos más íntimos y familiares la pureza del flamenco, como un patrimonio por el que hoy se conoce a Lebrija de forma universal.